A 27 años del gol de media cancha del Diego

General

El 9 de mayo de 1992, un Clemente Argentino Fernández de Oliveira repleto con 12.000 almas, presenció la obra maestra del visitante ilustre de aquella jornada. Diego Armando Maradona había llegado a Posadas para visitar la unidad de pediatría del Hospital Ramón Madariaga y jugar un partido a beneficio del nosocomio.

El juego se organizó como un desafío entre la selección de Posadas y la del interior, con Maradona jugando un tiempo para cada lado. Entre los jugadores locales, estaban Moulia, Dante Pigerl, los hermanos Castillo, Villarreal y Benítez. Hasta el propio gobernador Ramón Puerta se calzó los cortos y formó delantera con Maradona.

El partido concluyó 6 a 3 para Posadas y el Diego marcó tres tantos. Uno, de tiro libre. El otro, ya sobre el final del encuentro, fue su obra maestra. Luego de un gol del interior, Posadas movió del centro, Maradona la levantó y le dio de zurda desde mitad de cancha. La pelota, bombeada, cayó a espaldas del arquero Ayala, para delirio de los presentes.