El Alero, un reducto de la tradición en Posadas

Biografias
Desde 1973, en cercanías de la antigua Garita, mas precisamente en el Km 9, había un lugar que siempre llamaba la atención a propios y extraños, ponchos al viento, banderas Argentinas, ropas de Gaucho y mil cosas más se podían encontrar en ese lugar que un símbolo de nuestras tradiciones, EL ALERO.
Sus propietarios eran Don Héctor “Cacho” Micheloud y su esposa Amelia Gimenez. Contaban en algunos medios que sus comienzos fueron de lucha y sacrificio, teniendo en cuenta que su ubicación en aquellos tiempos no era de lo más comercial, pero a pesar de esa desventaja Don Cacho no se amilanó y comenzó a hacer que su negocio sea más rentable, lo reestructuró y dotó a su local de todo lo que el turista pudiera necesitar y llevarse algún recuerdo de su paso por estas tierras.
La propiedad donde se levantaba el “ALERO” era propiedad de la familia Laudin y cuyas galerías sirvieron como motivo del nombre. Canastos, cesterías, flechas, tallas, realizadas por nuestros hermanos Mbyas se podían encontrar en el local.
Una de sus tantas anécdotas era que don Cacho mandaba cartas a los clientes que dejaban sus direcciones, en todo el país, así los invitaba a volver a Misiones, aquellos que volvían y regresaban al ALERO, se hacían acreedores de 1 kilo de Yerba. Franceses, japonenes, alemanes, eran clientes fijos.
Eran un clásico ver a Micheloud en las veredas del hotel, dejando publicidad de su local.
A finales de los 90 el negocio empezó a perder protagonismo de aquellos años de oro y Don Cacho, también. Fallecio trágicamente en su propio local….
 
POEMA “AL  AMIGO CACHO MICHELOUD”
 
Nuestro fogón Mañanero
 me ha Brindado otra alegría
Por que hace muy pocos días
llegó otra carta, Romero…
Me escribió otro aparecero
cuando menos lo esperaba
y aunque lo imaginaba
atento…amable… cordial 
el hombre me tira un pial
que contra el suelo me daba…
 
Yo se de la amistad
que a la distancia he ganado 
Sepa… quede emocionado
Por tanta cordialidad
fue Micheloud en verdad
quien me dio tal alegrón
y es que ayer… un paquetón
en mi casa recibia
y amigo… cuando lo abria
corcobio mi corazón
me envio libros y revistas
y alfajores misioneros
y un cuadro que es el primero
que recibo de esas vistas
Michelú desde hoy, insista
la larga lista engalana
que amigos de la mañana
hacen culto de amistad
donde brota la bondad
que MISIONES brinda ufana…
 
Don Micheloud y el Alero
Brindan a todo turista
una muy surtida lista
de recuerdos verdaderos
presentado con esmero
delicadas atenciones
quien te visite… Misiones
llevaran para su hogar
presentes de no olvidar 
de felices vacaciones.
 
De Antonio Gutierrez
MAR DEL PLATA 15/08/1982
 
Por Leo Duarte, especial para MTH.