El dilema limítrofe de San Vicente durante las décadas del ´60 y ´70

Municipios

La ocupación de personas del espacio que hoy forma el municipio de San Vicente  pertenece al proceso conocido como colonización espontánea.[1] Debido a su rápido poblamiento producto de la reforestación del IPS, el trabajo forestal y la ocupación de tierras fértiles, el gobierno provincial firma el 27 de septiembre de 1961, el decreto provincial N° 3333,[2] por el cual oficializa como nombre de “San Vicente”, al paraje ubicado en el Km. 260, de la ruta Nacional 14, en la colonia 2 de Mayo”.

Pero este paraje, que para muchos era conocido como el Cruce todavía, poseía una “…particularidad político administrativa que, en realidad, ha sido la fuente de problemas de todo tipo para el desarrollo de San Vicente. Esta particularidad es que tanto el municipio como la localidad se hallaban hasta hace muy poco tiempo enclavados entre tres unidades político-administrativas diferentes: el departamento Guaraní, Montecarlo y Cainguás, a los que hay que agregarle 25 de Mayo, si ampliamos la visión hacia todo el actual municipio. Si el análisis lo hiciéramos por municipio y no por departamento, habría que sumarle todavía un municipio más, el de Montecarlo”.[3]

Debemos aclarar que Misiones, desde 1895 hasta 1978, sufrió varias modificaciones internas de sus departamentos (6 veces) y municipios que lo integran. Siendo el punto donde hoy se emplaza el actual municipio perteneció a varios departamentos[4] o estuvo dividido en varios, en distintos periodos históricos.   

Esto llevó a que cuando comenzaron los primeros intentos de organización institucional local, fue un gran inconveniente para su régimen político-administrativo que el paraje y sus tierras dependían de varios municipios, siendo la localidad de 2 de Mayo, el municipio encargado del mismo, pero con muy pocos cuidados sobre el paraje, que estaba abandonado a su suerte, en medio de la selva misionera.

Otro problema que se hizo muy común entre los colonos que se instalaron en San Vicente producto del tema jurisdiccional, fue el pago de impuestos,[5] que muchas veces los pobladores terminaban pagando a dos municipios, esto por la compleja situación jurisdiccional y la ambigüedad en los límites. Esto se podía apreciar en las personas que se instalaban sobre la ruta provincial 212 (actual 13), ya que el extremo Oeste de la Ruta pertenecía a Dos de Mayo, y del extremo Este de la misma a El Soberbio.

Esta falta de límites claros en el espacio tanto en lo jurisdiccional, como en lo tributario, complejizaban la situación para los colonos, y provocaron incluso problemas de otra índole. Algunos de estos inconvenientes que podemos sumarles se encontraban la inscripción de los recién nacidos (no se sabía en qué municipio se los debía inscribir), la movilidad a la hora de las elecciones o las denuncias policiales, por citar algunos. Claro, no debemos olvidarnos que para este entonces San Vicente tenía la categoría de paraje, por lo cual se dependía de otras jurisdicciones para trámites y otras actividades, que muchas veces se hacía difícil saber a cuál acercarse para realizarlas. Este problema será el más utilizado por la comisión vecinal (creada en 1969), para reclamar por una solución que para ellos era la municipalización, pero que recién se llevará adelante en 1978.

Por Lic. Marcelo Albarracin, especial para MTH.


[1]“… es un proceso permanente, que acompaña al poblamiento oficial, cobrando mayor vigor en las décadas 1960-1980. en esa época, las tierras fiscales vacantes del nordeste provincial reciben numerosas familias de agricultores originarios de Misiones y de los estados vecinos del Brasil”. (Schiavoni. 1998:19.)

[2]El mismo decreto fue firmado por el entonces gobernador Dr. Cesar Napoleón Ayrault. En el mismo se aclara que nadie habría objetado por el nombre, pero no aclara quien sería la persona que lo habría propuesto.

[3]Reboratti, Carlos. 1981: 10

[4]Desde 1914 hasta 1947, la zona pertenecía al extinto departamento de Monteagudo, y a partir de 1947 a 1960 formo parte del departamento Cainguás. Y desde 1960 en adelante, se encontraba entre tres departamentos Cainguás, Guaraní y Montecarlo

[5]Ladislao Palczchikouski “… yo tenía una herrería y tenía que pagar los impuestos, y cierto día cuando ya había pagado su impuesto en Dos de Mayo vino gente de El Soberbio a cobrarle los impuestos también, como San Vicente no tenía jurisdicción se podía pagar lo impuestos tanto en Dos de Mayo como en El Soberbio ”. entrevista realizada 2011.