Los 65 años de Gral. Urquiza, el municipio que perdió su nombre

General

Los nombres de los pueblos y de los espacios púbicos son un verdadero campo de batalla cuya importancia está dada por la generación de símbolos y sentidos identitarios en la sociedad. La tradicional dicotomía argentina generó numerosos conflictos y cambios de denominación en ciudades, calles, escuelas y en un municipio misionero, que perdió su nombre.

El impulso dado por la instalación de la Santo Pipó Tungoil, ocasionó el surgimiento de otras poblaciones cercanas a Santo Pipó. Una de ellas fue formalmente creada el 27 de agosto de 1954, mediante decreto presidencial N° 446 y bajo el nombre de municipio Juan Perón, en homenaje al presidente de turbo, que había restablecido el carácter institucional de provincia a Misiones, un año antes.

Al producirse la Revolución Libertadora que derrocó al régimen constitucional y democrático de Perón, las nuevas autoridades nacionales decidieron modificar el nombre del municipio. De esta forma es que pasó a llamarse General Urquiza, en honor al primer presidente constitucional argentino.