Una reflexión sobre la investigación histórica de las Misiones Jesuíticas

Misiones Jesuiticas

Este es el último artículo que escribimos para Misiones tiene historia. Consideramos importante transmitir una experiencia de 30 años. Primero pensamos que es fundamental que se conforme un archivo documental en Posadas. Ya se han publicado los memoriales de los Padres Provinciales. Esto debe estar en el centro del Conocimiento o en la biblioteca de la facultad de Humanidades. Pero hay muchos documentos más que están en el Archivo General de la Nación y que debieran estar en la Provincia de Misiones. También los documentos del Archivo Nacional de Asunción, la Biblioteca Nacional de Rio de Janeiro y el Archivo Nacional de Santiago de Chile. En Montevideo hay documentos que son necesarios para establecer la filiación de los indios naturales de cada pueblo. Ir a España significa relevar el Archivo General de Indias en Sevilla, el Archivo Histórico de Madrid, el archivo de la Real Academia de Historia, el Archivo Zabalburu y el Archivo de Simancas, cerca de Valladolid. Debemos mencionar inclusive a los archivos jesuíticos de Granada, Salamanca, Barcelona y Alcala de Henares. Asimismo el de la municipalidad de Valencia. Un viaje obligatorio es al ARSI del Vaticano. La Biblioteca Nacional de París tiene planos de San Juan Bautista. Qué quiero decir? Hagamos la arqueología de las ruinas con documentación. Porque hubo demasiados cambios en los pueblos con los jesuitas y después de su expulsión. Tenemos que tenerlos en cuenta.

He sugerido al Gobierno de la Provincia de Misiones organizar un merchadising. Debe haber un ingreso de dinero que facilite hacer un museo en cada sitio. Sabemos que hay gestiones al respecto en la Cámara Legislativa. Esto permitiría recuperar imágenes que se encuentran en museos de Buenos Aires, desde mi punto de vista injustamente. La imprenta que está en el museo del Cabildo es un caso. Las esculturas de piedra que están en el museo de Luján que deberían estar en un museo de Concepción. Algunas de las imágenes que están en el museo de la Plata.

Debe haber una biblioteca de las Misiones Jesuíticas. Tienen que estar todos los libros que se han publicado hasta el momento. Originales o fotocopias pero tienen que estar. Los investigadores podrían colaborar. Los historiadores conforman bibliotecas personales que podrían formar parte de un patrimonio educativo.

Hay algo que funciona mal en la Argentina. Un misionero tiene que hacer muchos kilómetros para acceder a la información.

Cada pueblo debe contar con su propia historia. Corpus empezó a llamarse Corpus Christi. Para mí se trata de una toma de conciencia. Si queremos turismo para las ruinas tenemos que poner en valor su identidad. El turismo cultural es una realidad en todo Europa.

Los indios y los jesuitas conformaron una civilización particular. Ha sido de gran interés para muchos académicos. ¿Por qué no puede ser objeto de interés para los misioneros?

Creemos que es necesario conformar un saber que sea accesible para las mayorías y que impulse el estudio de lo propio. Las ruinas jesuíticas son de todos los misioneros.

Por Dr. Norberto Levinton, especial para MTH